Longchamp: Otoño-Invierno 2012

La firma francesa Longchamp, una vez más vuelve a hacer gala de la elegancia y la calidad con las que produce sus bolsos con extensas colecciones para esta temporada de Otoño-Invierno

«More is More», inspirada en el espíritu indomable de Diana Vreeland y su famosa afirmación: «No hay que tener miedo a ser vulgar, sino a ser aburrido». La colección estrella de la temporada es tan extravagante e irresistible que seguiremos pidiendo más. Con la misma pasión que un coleccionista añadiría otro objeto valioso a una vitrina repleta de curiosidades, acumula ricas texturas y detalles refinados que satisfacen el gusto de la mujer Longchamp por la belleza. Pieles suntuosas, acabados exóticos y destellos fluorescentes son la impronta de una línea que se deleita en la rareza, se afirma en el estilo y avanza por la delgada línea que se tiende entre audacia y exuberancia, extravagancia y exceso. Dos modelos – un shopping y un clutch, ambos colgando de una bonita cadena fina – se declinan en doce magníficas variaciones, entre las cuales figuran seis ediciones limitadas, que ofrecen a la mujer Longchamp un amplio abanico donde elegir. 

Otras de las colecciones es LM Cuir. Creado en los años 70, el estampado LM del caballo galopando y las hebillas cruzadas de los cinturones es uno de los símbolos más emblemáticos de Longchamp. Continuando con esta excelente marroquinería, LM representa el savoir-faire de la firma, una tradición ininterrumpida que se remonta a más de seis décadas, desde el recubrimiento en piel de las pipas de fumar de antaño hasta la creación de los looks que hoy marcan tendencia. Por primera vez, el diseño LM está grabado en una suave y flexible piel de vaca, huella visible en los artículos de piel del saber hacer de la firma. Esta piel de gran calidad se presenta en tres estilos: un tote y dos shoppers. Todas las asas se ajustan para que pueda llevarse en el hombro, en el brazo o en la mano, una versatilidad que la mujer Longchamp sabrá valorar, ya que está en constante movimiento. Cada bolso está disponible en cinco colores, desde los clásicos en Black y Oak Brown hasta los más atrevidos como el bold Fire, el Duck Blue y el lujoso frambuesa.

 

Imágenes: Longchamp